Archive for the ‘María E. Cuthbert’ Category

Amapola

June 24, 2011

Se desvanece el color de mi amapola

Reina el sol en el papel

Se va la flor

Se va la sombra

La luz se nombra a sí misma

María E. Cuthbert

Advertisements

Niñita

June 24, 2011

Ah, se lee en tu rostro

Niña, niñita, no llores,

niña vieja, pequeñita,

o sí llora, pequeñita

no soy árbol que cobije

copa esfumada en el no-color

de mis entrañas muertas

te vas huyendo de ti misma

Escóndete, chiquita

la espigada luna se te va

detrás del aire negro

Niña, niñita, no llores,

niña vieja, pequeñita.

 María E. Cuthbert

Imagen

June 24, 2011

Selénica imagen

Que a tu existencia lleva

Transfiere tu alma

Y a tu cuerpo deja

Aunque te sepa yo presente

No hay visión que tu presencia muestre

Luminosa noche de color ausente

María E. Cuthbert

Morir entre nieve

June 24, 2011

El frío me enmudece

no renueva mi tristeza ni mi estrago

me palpa y esparpaja el tejido de mi pecho

pero no importa

aquí inmóvil me escondo

Veo pasar el tiempo que después de todo se queda de repente

De repente también es tiempo

tiempo detrás de tus palabras

tiempo que te toca por la espalda

sube tu espina y se derrite en tu cuello

es hielo cuando esperas mi mano

es gota cuando le hablas al espejo

y después de todo no es sorpresa

la mudez espera

 María E. Cuthbert

La vaca

June 24, 2011

Por aquí pasa el viento

El viento que acaricia a la vaca

La vaca que confundida

Se come unas hojas secas

Me mira la vaca amiga

Con esa mirada de vaca

Está encantada de nuevo

De verme por su camino

Hola vaca,

Qué bueno que hoy no hay moscas

Está contenta la vaca

Parece que me entendiera

Hola, mi vaca amiga

Vaquita linda, que no eres mi vaca

Que yo no me atrevo a tocarte

Pero eres mi vaca amiga

Y te digo cosas muy lindas

De las que se deben decir a las vacas

Ay qué bonita vaca

Que encuentro en mi caminata

La vaca amiga que busco

Cuando paso por sus matas

María E. Cuthbert

Hispanas

June 24, 2011

A las sobrevivientes de la frontera

Es tu alma tu fuerza, tu armadura;

no dudes del poder de tu alcance.

Mira, niña, tu logro, tu avance;

lo humano es siempre tu aventura.

Es llanto tu callada compostura

que tu sueño robó en ese trance.

Permite que el futuro te esperance;

a otras ha salvado tu bravura.

Va tu afán y tu riesgo a elevarte.

Si por odio o por envidia fuera,

no puede el verdugo dominarte,

ni lograr las torturas que agüera;

de una estirpe gigante eres parte.

La muerte por su propia mano muera.

María E. Cuthbert

Afuera

June 24, 2011

Tras mansas olas del cielo

Resbala mi perla lenta

Canto silbido

Que en el espacio llama

Vuelve mis ojos

Voltea mi cara

Extiende mis manos

Hacia tu luz tenora

Soprana veta

De tu voz callada

Me lleva hacia ti

Pues oigo tu mirada

Ráfaga de música

Del tren que avanza

Huele al campo

Al carbón que embalsama

Llena el vacío

cosquillea la garganta

Del árbol de las flautas largas

 María E. Cuthbert

Muerte

June 24, 2011

La muerte

es un largo camino

Que a veces pasa por la vida

María E. Cuthbert

Cúmulus

June 24, 2011

La enojada tarde

Desata un borrón del cielo

Mientras abultadas espumas se abrazan

Turrón de la tierra abuela

Se retuercen

Se sonríen y se rugen

Se amenazan y se besan

Envidiosas se arrastran

Intentando invadir el espacio azul

Tablado de la blanca bailarina

Que irremediablemente suelta su lenta seda

Ante el viajero soplo

Interrumpe la hora desierta

La recta invasora

Rasposa contralto

Que corta el lienzo

Por donde aquéllas danzan

María E. Cuthbert