Archive for the ‘Diana Jaramillo’ Category

Lectura de Diana Jaramillo en el Sanmillano 2011

June 25, 2011

Diana Jaramillo

Advertisements

¿Qué quieres?

June 24, 2011

¿Qué quieres?

¡Debería seguirte con mis manos!

¿Qué quieres de mí?

Que camine en tu desierto de hormigas

Quizás deseas que sea la sombra

Que alumbra tus días

O el sueño que cuida de tus pesadillas

En una noche traviesa

Donde los gatos juegan a ser trapecistas.

¿Qué quieres?

Acaso que te espere hasta el ocaso

Acaso deseas verme caminar sobre el agua.

Deseas que te cuente historias del ayer

Donde tú seas el protagonista principal

¡Dime!

¿Quieres jugar con la arena?

Para mañana

Desdibujarme

En luna llena

O quizás quieres inventarle un nombre

A mi existencia.

Diana Jaramillo

Aleteos

June 24, 2011

Toda mariposa alguna vez fue oruga, crisálida cuyo estado de metamorfosis la transforma en una especie de criatura alada, se les puede ver posando en una flor, extrayendo el néctar con su espiritrompa, el ojo humano debe prestar afable atención a tan majestuoso momento, solo aquél que se detiene a observar a una mariposa, puede asegurarse de estar vivo…

¡A veces las hojas secas de los arboles ruedan en el suelo  y nadie se pregunta su proceder¡

A veces las mariposas aletean demasiado fuertes para que se les escuche, pero el ruido de la cotidianidad sí que ensordece.

El aleteo de una mariposa puede provocar un tsunami en un pequeño instante, la tierra se abre orgullosa al sentir las alas seductoras de dicho insecto multicolor.

La vida de una mariposa es breve, sin embargo sus aleteos son memorables, cada uno de ellos contiene al mundo en una fracción de segundos, a veces un solo día de vida es suficiente para volar.

Diana Jaramillo

Dolor

June 24, 2011

Se puede convertir al dolor en silencio, en un destello decadente de las ruinas desencajadas que atropella a la luz de cada mañana, vacilantes al quemar las pisadas en la arena, deterioradas por la ilusión mordida e inventada.  ¡Se podrá convertir al dolor en cenizas!

Ayer fue sólo un sueño perdido en el murmullo del tiempo, un revoloteo de alas castradas, un suplicio en medio de la asfixiante decadencia de un corazón sangrante que aún sigue palpitando, lentamente, despacio, pero latiente y combatiente.

Mañana, ¿Qué será de mañana?, un combate a muerte, quizá,… o tal vez un imaginado recorrido en este tramo lleno de caminos empedrados y desquiciantes faenas cotidianas. O mejor aún la utopía despertará a los sueños y estos despertarán a tu consciencia y te dirán basta de soñar con castillos dorados, (no existen)… las estrellas también se tropiezan de vez en cuando, al caer en el suelo, mientras sueñan.

Mañana será otro día igual que ayer y los sueños seguirán esparciéndose sobre la tierra.

Diana Jaramillo