Archive for the ‘Dahlya Cenicero’ Category

Lectura de Dahlya Cenicero

June 25, 2011

Dahlya Cenicero

Reglas de ortografía

June 23, 2011

Caminé en un punto suspensivo

me detuve a escribir el final,

cuántos sitios distintos engañosamente parecidos

di vuelta atrás.

He aprendido

a observarme en el tú

en el a veces yo

en el nunca nosotros.

Escribir y tú, son punto y aparte.

Te observé cubierto de piedras pequeñas

dispersas que brillaban y escurrían

que tratamos de encerrar en un frasco de vidrio

invisibles al tocarlas.

Dudas, quizá

nunca esperanzas

Pero prefiero mil veces tu nombre

a una mediocre justificación para el silencio.

Escribir y tú. Punto y seguido.

Me alejo de ti

porque tu única presencia bastaría para dejarlo todo

tal vez no merezco lo que tengo

pero te merecía a ti.

Cerré la puerta aquel día

cuando descubrí …

Escribir y tú, son lo mismo.

 

Dahlya Cenicero

Julio del año 2007

June 23, 2011

“…en el extraño canto de algún ae­roplano que pasaba volando estaba lo que ella amaba:

la vida; Londres; este momento de junio.”

Virginia Woolf

La Señora Dalloway

Era julio del año pasado cuando las letras mudaron de piel y con ellas la transformación de todo el micro universo que a diario nos inventábamos.

Las definiciones no son las mismas porque los conceptos dejaron de escribirse en tiempos lejanos, la revolución literaria detrás de maquetas y pantallas de software el día de hoy está más cerca de la realidad que apenas un año antes.

Soy la ciudad. Escuchando Coldplay (al que un día tendré que agradecer por tanto), detrás de mi cubículo del servicio social en el que mi labor consiste en adueñarme de las horas que debería retribuir a la sociedad, sin conexión a internet pero una carpeta con más de 100 títulos descargados directamente de la red para mi vista cansada y ojeras, un plano picándome las costillas, la ciudad que alcanzo a ver desde el último cubículo de persianas entreabiertas.

Una letra sin más que prefiere la poesía porque narrando cuenta más de su propia vida que lo necesario para su salud mental.

Manías y fobias como claustrofobia, los túneles del metro subterráneo, las mareas de gente, interrumpir al hablar, masticar fuerte, reescribir las palabras aunque no haya errores ortográficos por orden de una voz que insiste en borrar el error para que todo el texto se libere.

Era julio de tal vez otra época, porque de algo estoy segura, no era yo la misma persona que te encontró en aquella mesa de juegos y tomó como pretexto el homenaje postmórtem que me condujo a los escalones de teatro. ¿Ves?, narrar me vuelve indefensa. Siempre es julio.

Dahlya Cenicero

Instrucciones para escalar un muro

June 23, 0201

Aprenda a conjugar los horarios como si fueran verbos

no confíe en las horas como decir ya son las tres

sobre todo entienda el peligro

de colocar verbo y sustantivo exactos.

 

Algún deporte que implique saltar bardas

escalar puertas y todo tipo de acrobacias

Memorice los caminos alternos para llegar a casa.

 

Dese cuenta

el amor no es algo que debiera estar encerrado

No sirve,

vuelve los cajones transparentes

pequeños los armarios.

 

Prepárese para los viajes largos

vivir el verano desde marzo

Nada que no facilite una buena lectura y un té al 2×1.

 

Habrá obstáculos

con infinitos nombres

guardias, taxistas y familia

En ese caso no hay instrucciones.

 

El amor no necesariamente es

huir de todos los demás

para encontrarlo.

Sólo en el insólito caso de ser verdadero.

Dahlya Cenicero