Archive for the ‘Aldo Mask’ Category

Lectura de Aldo Mask en el Sanmillano 2011

June 25, 2011

Aldo Mask

June 24, 2011

A donde quiera que vayas
por doquiera que voy
déjase venir a mi estresada cabeza
un recuerdo…recuerdo viviente,
un recuerdo de hoy y de siempre
imágenes nítidas de tus poses,
cuando conmigo estás.
Ahí es donde mi corazón y pensamiento
se hacen uno… Nos quedamos como estatuas:
embelesados uno por otro
nos detenemos a contemplarnos
y alimentarnos de nosotros.

Aldo Mask

En esos momentos

June 24, 2011

En esos momentos que suelo arrancar letras a mi cerebro
a mis manos, a mi alma
a mi retorcida razón,
a lo mas recóndito de mis recovecos
que en el cerebro guardo
exactamente ahí en cada celula de mi ser
sueles salir a flote
y ¿cómo le hago para no hacerlo?
¿cómo le hago para detenerlo?
como dice la canción:
son “células que explotan”
y eso nadie lo para…
sigue estando ahí
y yo disfruto de cada desprendida de mí.

Aldo Mask

Estoy como siempre

June 24, 2011

Estoy como siempre que inicio un escrito:
sumido en mi pensar,
aunado a ello está mi libre y sendo espíritu
que me hace revolotear…
he de reconocerlo, me es muy dificil evitar
en tus recuerdos navegar
pues en automático me viene frescamente
todo lo bonito que en mi persona te pones a trabajar
me absorbes, me mimas, me atiendes como sultán,
mostrando tu gran valía que nunca debes de olvidar.
Lo tengo muy claro y si así fuera todo mundo
éste sería tan fácil de cambiar.

Aldo Mask

Tú invítame

June 24, 2011

Tu invítame, que soy tuyo
haz de mí lo que quieras
sé que me aprecias y me aceptas como tal
como pocas personas lo han hecho
¿qué mujer no esclaviza? Me pregunto…
pero aún así es un placer, me encanta cómo amas,
sin reserva, amas con imán y por eso no me puedo separar.

Ámame lo que quieras que eso no hace daño
critícame cuanto gustes que para eso la gente es muy buena y curtido ya estoy,
soy tu fiel servidor, pídeme lo que quieras,
¿con que eres feliz? Tan sólo debes mencionarlo
ahí radica mi delirio, que soy de ti
dejarme tú a mí, no lo podrás hacer
sé que a mí una y otra vez volverás,
porque te he de buscar hasta el final.

Aldo Mask

Bosquejo a través de la distancia

June 24, 2011

Son curiosas las cosas que suceden a nuestro alrededor y las letras que emanan de dichas experiencias. Desde que apareciste en mi vida no hago  más que sorprenderme, se suponía que ya tenía la vida hecha, pero ahora he dado un giro de 90 grados al saberte viva.

Quisiera en este momento verte,  porque así ya me lo has sembrado. Lo que me escribes en mis manos, en mi boca y en mi nariz me invita  a responderte de manera candente. Veo necesario ya tenerte, porque siempre ocurre una deliciosa química y como la victima ante la mujer vampiro simplemente mi ser padece, por lo que terminas devorando mi ser.

Mis células que arden de deseo y pasión  por ser extraídas; para dejar mi cuerpo inerte y frío. Quedándote con toda mi esencia en tu interior. Mi cuerpo  lo tienes a tu disposición.

Ven y posa tus colmillos sobre mí, devora cada centímetro, quítame esta obsesión  de poseerte, siempre has empezado por mi nuca  deslizando tus dientes y labios a través de la espalda, no hay espacio que no recorras. Cada poro, cada lunar es tuyo. Y me dejas inerte, mis piernas pierden la fuerza de estar tanto tiempo tensas, sin embargo después del breve letargo, me levantaré te adoraré como a una diosa  y allí  me tendrás a tus pies… entonces viajaré hacia tus piernas, me prendaré de ellas con mi virilidad y moriré una vez más.

Tus piernas rodeando mi cadera, serán un candado para mí. No me dejaras salir, yo te robaré tu ingenuidad, ascenderé una y otra vez, desde tus pies hasta la cabeza, te dejaré sin sangre, tu cuerpo permanecerá frio,  te habré de consumir gota a gota. Así que no esperes, te invito a  devorarme o acabaré contigo, preciosa dama.

No sé que me haces, de pronto nace un deseo por simplemente tocarte, no sé si agradecerte o morir de desesperación, lo cierto es que no podremos vivir separados, no sabía con cuánta intensidad deseaba esto. Quisiera gritar tu nombre y que me escuches;  yo desde aquí, y tú tan lejos de mí…Nunca dejes de palpitar en mi corazón.

Aldo Mask

Bosquejo cuatro

June 24, 2011

 Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

En estos momentos es cuando hablo por los de nuestra especie y trato de llegar a cada mujer triste. Hoy en día la famosa guerra de sexos… que la mujer es más inteligente que el hombre… quizás algo de cierto hay.  ¡¡¡Mujeres divinas!!!   proclama una canción, también muy cierta.

He escuchado también que se han quedado secos ya tantos cerebros… tanto filósofo, científico, psicólogo se ha vuelto loco; entregando su vida entera, tratando de entender a la mujer y se ha llegado a la conclusión de que no entendemos a las mujeres, porque nada hay en ellas que entender…  ja, ja, ja, ja, ja… supongo es un chiste, pero creo que no lo vemos porque nos complicamos tanto la existencia, pero es tan claro… como la misma agua…

Pero, ¿para qué buscar mas? ¿Para qué hablar más? Si creo que todo ya está dicho… sin embargo no podemos de ellas dejar de hablar…

Me queda un dejo de tristeza, ya la mujer nos ha superado en mucho, sin embargo en la fuerza aún no… quizás sea por eso que aún existe tanto maltrato a la mujer… a ese ser tan sublime, tan inteligente, tan lleno de detalles bellos y que derrapamos por tener uno a nuestro lado para nuestra vida completar… entonces, ¿por qué demontres permitimos rebajarla a todo lo que da? ¿Por qué las traumamos, las maltratamos… las matamos, psicológica, física y espiritualmente…?

Las dejamos en tal estado que no son capaces de ver su gran valía…

 las dañamos tanto que les causamos una ceguera casi permanente…

porque después de tanto abuso sobre ellas, no pueden ver  lo que a leguas se podría notar…

Se enciman en sí mismas, que los ojos con los que ellas nos han enseñado a ver, no logran vislumbrar lo que a raudales en su interior llevan, se les olvida que son capaces de nacer  una y otra vez, capaces de reinventarse a sí mismas.

Ahí es cuando quiero  hablar por los de mi especie… trato de llegar a cada mujer triste. La trato de animar a que vuelva a vivir su vida… que la retome y vea cuán hermosa es… Les trato hacer ver, que el hecho de que un hombre la haya maltratado no significa que todos somos iguales… hay niveles.

Así lo viví en el encuentro pasado en este mismo lugar…

como ese paso bello de la naturaleza…

que esta ahí siempre latente…

de ese maravilloso paso de capullo a la mariposa…

del encierro a la apertura…

de lo modesto a lo maravilloso…

…así surgiste…

lo hermoso de esto es que estuve ahí…

largamente contemplando

Siempre debemos recordarnos que el hombre y la mujer,  estamos hechos el uno para el otro, que somos dos seres diferentes pero que juntos debemos ser como uno solo. Que si bien de momento no pudimos en el molde encajar, existen millones de hombres para volver a probar.

He tenido inolvidables experiencias con mujeres tristes…

he visto cómo se revisten de fortalezas inexplorables,

para que nadie las pueda otra vez perturbar…

Me he topado con espinas y cardos cuando a ellas me he querido acercar.

He observado como tratan al mundo exterior con una y mil caretas queriendo engañar…

Para que no sepan del cervatillo asustado que se han convertido y que queremos atrapar.

Otras tantas lo demuestran simplemente con amargura contra la vida a rabiar.

Al primer hombre que se topan le espetan su odio y a puntapié lo quieren tratar…

Hay aún mas osadas que entre su mente lúgubre empiezan a maquinar… un plan siniestro para cuanto hombre las empiece a merodear

o  buscan víctimas nobles para hacer con ellos lo que un hombre malo daño les vino a causar.

Que difícil y no me he rajado, a este tipo de mujeres tratar, llevarles una muestra de que en un hombre virtudes pueden encontrar.

Por eso amigos, hoy los invito a la mujer con nuestras virtudes tratar.  Busquemos en nuestros adentros todo lo bueno que seguramente hay… y descubrámosle a cuanta mujer triste que los hombres son para a la mujer  apoyar. Es cierto, sí somos necios… y a la mujer de nada debemos culpar… debemos entrar al diálogo y siempre el de ambos el bienestar buscar.

Y me gusta convertirme en líquido…

porque así tu forma puedo tomar…

que me lleves a tu ritmo y a tu mismo riberear…

sigamos siendo uno, en el mismo andar,

yo tu líquido siempre, tú mi cauce donde vibrar.

Con esta ya me despido, que los cinco minutos me van a dar…

En otra ocasión les digo lo bello que he de encontrar…

La respuesta de la mujer triste convertida en un bello cantar.

Aldo Mask

Mariposa en el Sanmillano

June 24, 2011

Como ese paso bello de la naturaleza

que está ahí siempre latente

de ese maraviloso paso de capullo a la mariposa

del encierro a la apertura

de lo modesto a lo maravilloso

…así surgiste…

lo hermoso de esto es que estuve ahí

largamente contemplando

Aldo Mask