Vestigios

Sobre la superficie, mis manos dejan huellas del polvo contaminado por los pensamientos y las emociones que anteceden mis impulsos.  Ya otros ojos miraron esta extensión oscura sin tropiezos. Sus húmedas direcciones, transitaron en desorden cautivando de izquierda-derecha, y de arriba-abajo. El manuscrito sustituye los recuerdos escalonados en el oscuro laberinto de la prisión. También se fueron los mosquitos, y murieron sus larvas bajo las plantas del guardia que aún envejece como los candados oxidados. Los mismos que impiden nuestro escape. Camino abajo, los rayos del sol nunca aparecen, guardando en su sudor, las hojas muertas que el alma vierte, para nutrir sus raíces anquilosadas en la vergüenza de un pasado impronunciable. ¡Contesta!. Cinco segundos más y podría estallar mi intolerancia. Arriba están los fósiles de las estrellas, cuyas luces esconden tu entelequia. Y a las orillas del mar, caminamos juntos evitando las espumas viejas que mojaron otros pies, borrando sus rastros. Basta. Que la marea haga su trabajo.

Salvador Aburto

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: